¿Cómo hacer una mermelada de kiwi?

¿Cómo hacer una mermelada de kiwi?

¿Tienes unos kiwis muy maduros y no sabes qué hacer con ellos antes de que se estropeen? No te preocupes, te vamos a dar una extraordinaria solución para aprovecharlos y conseguir un complemento ideal para un desayuno perfecto. 

La solución no es otra que elaborar con esa fruta muy madura una buena mermelada que nos permitirá disfrutar de nuestros kiwis de Kiwi Atlántico durante mucho tiempo. Para ello, para que los puedas disfrutar, te vamos a explicar cómo elaborar mermelada de kiwi de una manera rápida y sencilla.

¿Qué ingredientes necesito para hacer la mermelada de kiwi?

Para elaborarla necesitaré los siguientes ingredientes:

  • 8 piezas de fruta
  • 1 limón
  • Medio vaso de agua
  • 500 gramos de azúcar blanco
  • 1 cucharada de mantequilla

¿Dónde envasaré la mermelada de kiwi?

Para almacenar la mermelada será preciso contar con varias botellas o tarros limpios de cristal. Estos deben estar estirilizados para garantizar una óptima conservación. Para ello, simplemente déjalos en el horno durante al menos 20 minutos para que se esterilicen y sean apropiados para el envasado.

Desayuno de mermelada de kiwi

Pasos para elaborar la mermelada

  1. Lava los kiwis, pélalos y córtalos en mitades. 
  2. Exprime el limón para obtener su jugo.
  3. Coloca los kiwis en pedazos, el zumo de limón y el agua en un cazo. Cocina la mezcla durante media hora hasta que la fruta esté tierna. 
  4. Retira el cazo del fuego, le añades el azúcar y remueves hasta que el azúcar se disuelva. Añadimos finalmente la mantequilla y de nuevo removemos hasta que todo quede bien compacto.
  5. Volvemos a poner el cazo al fuego y lo cocemos todo durante 30 minutos. Prueba de vez en cuando la mezcla para ver que tenga la consistencia perfecta. 
  6. Una vez que quede bien consistente retiramos la mermelada del cazo y la envasamos inmediatamente en los tarros que habíamos esterilizado con anterioridad. Ahora solo queda disfrutar de esta riquísima y sencilla receta de mermelada de kiwi. ¡Buen provecho!
Sushi de frutas con kiwi para niños

Sushi de frutas con kiwi para niños

En esta ocasión, en el blog de Kiwi Atlántico, te vamos a enseñar cómo hacer una receta que a los más pequeños les encanta y que será un buen inicio para que nuestros hijos e hijas comiencen a comer fruta. Hablamos del sushi de frutas, o también llamado frushi, palabra que surge de la combinación de las palabras fruit y sushi. 

¿Qué necesitamos para hacer sushi de frutas con kiwi? 

  • 1 vaso grande de leche de coco
  • ½ taza de agua
  • ½ taza de arroz
  • ⅓ taza de azúcar
  • Extracto de vainilla
  • 2 kiwis de Kiwi Atlántico pelado y cortado en dados
  • Otras frutas como melocotones, piña o cualquiera que se os ocurra

¿Cómo elaborar el sushi de frutas con kiwi?

  1. En una cazuela mezclamos la leche de coco, el agua, el arroz, el azúcar y el extracto de vainilla. Los calentamos a fuego medio hasta que empiecen a hervir. Ahora, a fuego lento, seguimos cocinando la mezcla durante 30 minutos removiendo frecuentemente para que el arroz se empape de todo el sabor de los otros ingredientes. Pasada esa media hora escurrimos el arroz, lo reservamos, y lo metemos en la nevera durante al menos 2 horas para que quede bien consistente. 
  1. Cogemos el kiwi y el resto de frutas y las cortamos en trozos bien finos después de lavar todo muy bien. Si quieres evitar que se oxiden las frutas puedes echar un poquito de jugo de limón para evitarlo. 
  1. Ahora solo te queda combinar el arroz con la fruta para hacer el sushi. En un film de plástico extendido colocamos las piezas laminadas de kiwi y del resto de frutas que hayamos usado. 

Después, echamos el arroz sobre la fruta y enrollamos el film evitando que se deshaga la mezcla o caiga por los bordes. Reposamos 15 minutos en la nevera antes de servir el sushi. 

  1. Finalmente, retiramos del frigorífico y cortamos en trozos de más o menos 3 centímetros para luego servirlo.

Como ves el sushi de frutas con kiwi es una receta extremadamente fácil y deliciosa que gustará a grandes y a pequeños. ¡Buen provecho!

¿Hacer sushi con kiwi en casa? ¡Claro que sí!

En estos días revolucionados y de inquietud, Kiwi Atlántico quiere que te sientas bien. Todo va a salir bien. Por eso, os seguimos proponiendo recetas para que preparéis en casa y disfrutéis con quien más os apetezca. 

¡Nos vamos a Japón! Sí, porque la propuesta de hoy es “Sushi con kiwi”. El sushi sigue siendo tendencia y, si le pones un poco de kiwi, se convertirá en algo sorprendente.

¿Qué utensilios necesitas para preparar sushi?

MAKISU: la esterilla de bambú para enrollar el sushi.

HANGIRI: el recipiente de madera de ciprés donde se enfría el arroz una vez se ha hervido.

SHAMOJI: paleta de madera o bambú que se usa para remover el arroz.

HOCHO: cuchillo japonés especial para cortar sushi y filetear pescado. Si no disponemos de un «hocho», nos servirá con un cuchillo cebollero lo más afilado posible.mejor que mejor.

FUKIN: paño para cubrir el arroz cocido y evitar que se seque.

UCHIWA: así se llama el abanico tradicional japonés. Obviamente, para el sushi casero bastará con un abanico normal y corriente.

Una vez que tienes todo el menaje preparado llegó el momento de ponerse manos a la obra. ¡Calma! Es más fácil de lo que parece. Hemos escogido esta receta de uno de nuestros blogs preferidos: “Pequerecetas“.

Sushiconkiwi
Sushiconkiwi

Para hacer sushi con kiwi en casa

Ingredientes (para 2 rolls y 6 nigiris)

  • 1 taza de arroz para sushi
  • 1 taza de agua
  • 2 láminas de alga nori

para el sushi-zu

  • Kiwi Atlántico en rodajas muy finas.
  • 2 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal

para el relleno

  • pescado (por ejemplo atún)
  • palitos de cangrejo
  • aguacate
  • pepino
  • otros ingredientes que puedes usar: zanahoria, apio, la parte verde de la cebolleta, tomates secos, nueces, tofu, etc.

Elaboración

Para hacer los rolls (maki)

Extendemos nuestra esterilla y ponemos un trozo de film transparente bien extendido por encima. Colocamos encima una lámina de nori, con la parte brillante hacia abajo. Las láminas de nori tienen unas líneas; hay que orientarlas en el mismo sentido que las líneas de la esterilla.

Vamos a disponer un cuenco con agua para ir mojándonos las manos, porque el arroz es muy pegajoso. Con las manos humedecidas, vamos distribuyendo una capa fina de arroz sobre el nori. Dejamos 1 cm libre sobre uno de los lados largos de la lámina para cerrar.

Ahora colocamos el relleno escogido a lo largo, a unos 3 dedos del borde por el que comenzaremos a enrollar. Una vez que tenemos listo el relleno, enrollamos ayudándonos con la esterilla y el film. Vamos apretando sin exagerar para que no se escape nada, y al terminar, humedecemos apenas el borde del alga que habíamos dejado libre para que se pegue.

Para cortar los rolls, necesitáis un cuchillo bien afilado, que iréis mojando para que no se pegue al arroz.

Para hacer los nigiris

Con las manos humedecidas, hacemos una especie de croqueta pequeña con el arroz. colocamos por encima la lámina de pescado que hemos cortado bien fina, y luego un trocito de aguacate o pepino. Para sostener todo, cortamos una tira de alga nori y envolvemos el nigiri, pegando por debajo  los dos extremos del alga.

Ya sabes, ponte ahora mismo a hacer sushi con kiwi. ¡Ya verás que rico y divertido! Y calma, todo saldrá bien.

(Fuentes: Sushi.com / PequeRecetas)

Un postre con kiwi para San Valentín

Y ha llegado el Día de los Enamorados. Como todos los años, San Valentín llama a las puertas del amor y todos nos queremos muchísimo. San Valentín es así.

¿Cómo lo vas a celebrar? Seguro que con algo original. Nosotros hoy te queremos ayudar proponiéndote una receta para sorprender usando como ingrediente protagonista nuestro kiwi de pulpa verde, el rico, el saludable, el de toda la vida. Porque eso de relacionar el amor con el rojo ya no es tendencia, el corazón es verde.

Aquí os dejamo esta receta de mousse de kiwi para que conquistéis a vuestra pareja, para que, si cabe, os quiera más.

Kiwi Heart
Kiwi Heart

Receta de mousse de kiwi para San Valentín

Ingredientes

8 kiwis de Kiwi Atlántico

100 g de yogur griego

200 g de leche condensada

200 g de crema de leche para batir

2 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor

50 ml de agua caliente

1 kiwi para decorar

(Fuente de la receta: OkDiario)

Preparación

Pelar los kiwis y triturarlos hasta que quede un puré fino.

Diluir la gelatina en el agua caliente. Dejar enfriar un poco.

Mientras tanto batir la crema de leche, agregar la leche condensada y el yogur hasta obtener una mezcla espesa y homogénea.

Añadir entonces la gelatina a la mezcla anterior y volver a batir para integrar muy bien la gelatina.

A continuación, añadir el puré de kiwis y mezclar con movimientos envolventes.

Colocar en un envase grande o en copas individuales que puede decorar con rodajas de kiwi.

Refrigerar durante 30 minutos o hasta el momento de servir. Decorar con trocitos de kiwi natural.

Celebra el San Valentín sorprendiendo con este mousse de kiwi a la persona que más quieres y, por favor, cuéntanos la cara que se le ha quedado. Que todo salga bien también en el amor. ¡Feliz San Valentín!


Los peques, los kiwis y la playa

Los peques, los kiwis y la playa

Los más pequeños de la casa disfrutan a tope el verano, las vacaciones y la playa. ¡Se lo pasan pipa! En cuanto pisan la arena empiezan ya a soltar toda la energía y no es para menos. Pero ¿qué le podemos llevar a la playa para que coman y sigan gozando?

El kiwi es una de las frutas más completas que existen. Uno de los beneficios que trae de serie es que se trata de una fuente de energía importantísima. Y ya que los peques en la playa no paran quietos, nuestra fruta es ideal. Su alta concentración en vitamina C, casi 100 mg por cada 100 gramos ¡Un importante chute de energía para su cuerpo! Además, los mantendrá perfectamente hidratados para resistir todas esas horas al sol. 

Pero ¿qué podemos ofrecerle para que decidan hacer un parón en sus tiempo de juego y venir corriendo a comer o merendar? Aquí os dejamos dos propuestas que seguro triunfarán. Son refrescantes y, sobre todo, saludables. Muy saludables, como todo lo que tiene que ver con nuestra fruta preferida. 

Dos propuestas con kiwi para llevar a la playa

Macedonia de frutas con kiwi

Escoge sus frutas preferidas -en las que por supuesto destaque el kiwi-, trocéalas, guárdalas en un tupper en el frigorífico y llévalas a la playa en tu nevera. Intenta que se mantenga lo más frescas posibles. Seguro que les encanta.

 

¡Un rico batido de kiwi!

Llevar en un termo un refrescante batido de kiwi es otra gran opción. Puedes buscar en la red muchas maneras de prepararlo. No lleva mucho tiempo y les va a alimentar un montón. Les va a dar la energía necesaria para seguir pasándolo bien.

¡Ya sabéis! !Todos a la playa con la nevera llena de energía!

(Fuente de imágenes: Crecer feliz)