Consejos y trucos sobre el kiwi que quizás no sabías

Semana tras semana te hemos ido contando un poquito de lo mucho que sabemos sobre nuestra fruta favorita. A esta alturas suponemos que ya no es necesario decirte cuál es, ¿no? 

Nos gusta tanto que necesitamos compartir ese amor con vosotros. Os hemos enseñado a realizar platos deliciosos, bebidas refrescantes y saludables, hemos contribuido a llevar tus días con más energía y vitalidad e incluso hemos creado juntos mascarillas para mantener hidratada tu piel. 

Y aunque parezca que nos estamos despidiendo de ti, esto no ha hecho más que empezar. Todavía tenemos muchas cosas que enseñarte que estamos  seguros de que te serán de mucha utilidad.

Hoy hemos querido dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre el kiwi, con un post dedicado a consejos y trucos que quizás no conocías. Eso está a punto de cambiar, ¡sigue leyendo!

Consejos y trucos sobre el kiwi

  1. Es habitual comprar fruta en cantidades suficientes para consumir durante varios días. Por este motivo, muchas veces los kiwis que se compran no están lo suficiente maduros para tomar. En este caso, la mejor forma de madurarlos es dentro de una bolsa de papel u hoja de papel kraft, preferiblemente entre fruta madura como la manzana, la pera o el plátano. Estas frutas desprenden un gas llamado etileno y es el encargado de acelerar el proceso de maduración.
  1. Por el contrario, si lo que buscas es que no madure demasiado rápido y se estropee antes de consumir, debes separarlo de las demás frutas. Guardándolos en el frigorífico mientras están verdes, aguantarán un par de semanas.
  1. La fruta pelada dura menos. No guardes los kiwis pelados o cortados, no tardarán en estropearse.
  1. El kiwi es un gran aliado para nuestro organismo, ya que cuenta con variedad de propiedades y beneficios para nuestra salud. Por este motivo, debes incorporarlo en tu dieta diaria.
  1. Existen una gran variedad de formas de servir el kiwi. Algunas de ellas son en ensalada, a cucharadas (la forma más tradicional), como acompañamiento de un helado, en postres, en ensaladas, como ingrediente en un batido o smoothie… ¡Para todos los gustos!
  1. El tamaño del fruto no influye en su calidad. Sin embargo su dureza si. Al escoger kiwi, descarta aquellos que están muy blandos o dañados, ya que su sabor no será tan bueno como habitualmente. 

El mundo del kiwi no deja de sorprendernos. Cada día tenemos algo nuevo que aprender. ¿Qué te han parecido estas recomendaciones? Comparte con nosotros tus consejos y trucos.