Bebés y kiwi, una buena combinación

Los adultos estamos acostumbrados a una gran variedad de texturas y sabores. Sin embargo, cada nuevo alimento que prueban los más pequeños de la casa, y sobre todo los bebés, es una experiencia única para ellos que no siempre termina en éxito. Bebés y kiwi es una gran combinación

La alimentación es clave en su crecimiento y desarrollo. Alimentos a base de frutas como las papillas aportan muchos nutrientes, vitaminas así como fibras que ayudan a regular su tránsito intestinal, pero sobre todo un alto contenido en agua, concretamente hasta un 95%. 

¿A qué edad puede un bebé tomar kiwi?

Dado su alto contenido alergénico, principalmente alergias cutáneas, hasta hace pocos años frutas como el kiwi, el melocotón o las fresas se introducían en la dieta de los bebés pasado el primer año. Actualmente, existe la premisa de que cualquier fruta es apta para el consumo de los más pequeños de la casa a partir de los 6 meses, siempre controlando cualquier tipo de reacción que pueda originarse por su consumo y habiendo previamente consultado con tu pediatra. 

Algunos médicos afirman que es posible que los bebés a partir de los 6 meses tomen kiwi si ha formado parte de la dieta de su madre o si lo ha consumido con frecuencia durante el periodo de lactancia. Otros, por la contra, aconsejan esperar a los 10-12 meses ya que, además de ser una fruta alergénica, puede resultar ácida para el bebé sobre todo si no está lo suficientemente madura.

Una vez haya cumplido su primer año, es posible dárselo en forma de batido, zumo o incluso en pequeñas porciones, si ya ha desarrollado la capacidad de masticar. Se recomienda que a partir de los 6 meses los bebés coman trozos de fruta sin triturar comenzando una transición hacia los alimentos sólidos desde los 9 meses. 

Receta crema de arroz con kiwi para bebés

Ingredientes

  • 15 gramos de arroz bomba o redondo
  • 70 ml de leche materna o de continuación
  • 130 gramos de kiwi maduro
  • ¼ de vaina de vainilla

Preparación

  1. Pelar el kiwi y cortar en trozos pequeños en función de la capacidad de masticar del bebé.
  2. Poner agua a hervir y cocer el arroz durante 2 minutos. Escurrir.
  3. Poner la leche con la vaina de vainilla partida a la mitad.
  4. Echar el arroz en la leche y cocinar a fuego lento hasta que se consuma toda la leche. Remover para que no se queme a medida que se prepara. Una vez cocico el arroz, retirar la vaina de vainilla.
  5. Poner trozos de kiwi en una taza y echar encima la crema de arroz. Remover con una cuchara.
  6. Esperar a que la crema esté tibia y listo para disfrutar de ella.

(Fuente de la receta: recetasparamibebé)

Si a tu bebé no le agrada esta fruta, continúa intentándolo con el paso del tiempo puesto que es muy beneficiosa y con una gran cantidad de ventajas no solo para ellos sino también para adultos. Recuerda que cuanto más dulce y blanda más atractiva será para ellos por lo que es de real importancia dejar madurar los kiwis antes de ofrecerlos.