mayo 2022 - Kiwi Atlántico
Adiós estrés: trucos para una vida más relajada

Adiós estrés: trucos para una vida más relajada

Nuestro estilo de vida es una locura. Ya sea en la semana laborable o durante el fin de semana, vivimos a un ritmo insano. Los días laborables suelen ser de mucho estrés tanto por las jornadas como por las muchas responsabilidades y los fines de semana solemos exprimirlos a tope porque necesitamos desconectar. Conclusión: es una rueda que no para y que cada vez nos cuesta más.

Este ritmo de vida suele acabar en problemas de insomnio y ansiedad así que, tómate un par de minutos y lee nuestros consejos para intentar tener una vida más relajada.

Consejos para una vida más relajada

  1. Haz estiramientos en casa

Lo sabemos: entre lo cara que está la vida y la de cosas que tienes que hacer, el gimnasio cada vez está más lejos de tus prioridades. Pero no tienes por qué renunciar ni al deporte ni a sentirte más en forma y menos anquilosado. 

Reservar media hora del día al llegar a casa para hacer yoga o cualquier otra rutina de estiramientos, cambiará por completo tu perspectiva del mundo. Te relajas, mejoras tu estado de ánimo porque el cerebro segrega endorfinas y evitas problemas de espalda que puedan condicionar tu sueño.

Si esta rutina la adquieres por la mañana también es súper beneficiosa para encarar el día con menos prisa. Destensar los músculos antes de enfrentarte a una jornada laboral o de estudio te ayudará a reducir la agresividad.

  1. Olvida las redes sociales como forma de ocio

Facebook, Twitter, Instagram, Tiktok… son formas de pasar el tiempo tóxicas. Al contrario de lo que podamos pensar (intercambio de fotos y opiniones), está demostrado que nos generan ansiedad, nos hacen proyectar y confunden nuestra perspectiva de la realidad de forma muy lesiva. Pauta los momentos en los que haces uso de tus redes sociales. Es importante que te marques la pauta de no usarlas o mirarlas antes de dormir.

  1. Relativiza

¿De verdad te hace feliz una hora de máquinas en el gimnasio? ¿Tienes ganas de ir a esa fiesta? ¿Te hace falta otro pantalón vaquero del mismo color que los 2 que ya tienes?

A veces la presión social nos obliga a hacer planes o actividades que, no solo no nos apetecen, sino que nos generan tensión. Quizá puedas cambiar el gimnasio por clases de salsa, no ir a esa absurda fiesta si te apetece quedarte en pijama y dejar de obsesionarte con que no tienes ropa cuando has tenido que comprar otro armario.

Nuestra recomendación es keep calm, no le debes nada a nadie, solo por la foto no merece la pena y no te sentirás mejor siendo comprador compulsivo.

  1. Aliméntate bien

Bien no quiere decir mucho, pero tampoco es prudente restringir o privarse de mil cosas. Al final, la restricción acaba pasándonos factura psicológica: nos ponemos de mal humor, estamos ansiosos, nos damos atracones y después nos sentimos culpables… ¿Cómo no va a generarnos estrés estar todos los días contando calorías? Lo importante es tener unos hábitos de alimentación saludables diarios en los que tu dieta contenga abundante cantidad de frutas, legumbres y verduras, pero sin renunciar a las proteínas y a los hidratos buenos.

Presentación online del Plan de Innovación financiado por GAIN el próximo día 25 de mayo.

Presentación online del Plan de Innovación financiado por GAIN el próximo día 25 de mayo.

KIWI ATLÁNTICO presenta los resultados de su Plan de Innovación, derivado de la convocatoria INNOVAPEME 2020.

Este Plan ha contado con ayuda financiera por parte de GAIN, Xunta de Galicia, Unión Europea y Xacobeo 2021.

La jornada será presentada vía telemática el 25 de Mayo a las 12:00.

El acceso se publicará en esta noticia en los próximos días.

Yo para ser feliz quiero kiwi

Yo para ser feliz quiero kiwi

En los tiempos que corren de guerras, pandemias y crisis económicas, cualquier ayuda que podamos darnos para mejorar nuestro estado de ánimo es más que bienvenida.

Por qué hay alimentos que mejoran nuestro estado de ánimo

¿Sabes que hay alimentos con los que puedes ser más feliz? ¡Esto es como encontrar el Dorado! 

Nuestro cerebro segrega varias sustancias como endorfinas y serotonina que son responsables de regular positiva o negativamente nuestro estado de ánimo.

Alimentos que contribuyen a segregar serotonina

La falta de serotonina está relacionada con la depresión, la ansiedad y la irritabilidad. También tiene una relación directa con los trastornos de alimentación. Es, por lo tanto, una sustancia fundamental en un correcto funcionamiento del cerebro. 

Verduras y legumbres son grupos de alimentos básicos para la segregación de serotonina. Si bien, para poder procesarla correctamente, el cerebro necesita aportes suficientes de ácidos grasos omega 3 y vitamina E, dos componentes nutricionales que el kiwi tiene en cantidad.

La serotonina es también una sustancia clave en la formación de melatonina, íntimamente relacionada con la buena conciliación del sueño.

Alimentos que contribuyen a generar endorfinas

Las endorfinas son neurotransmisores que funcionan como calmantes naturales del organismo. Las endorfinas regulan el dolor físico y son analgésicos que nuestro cerebro segrega de manera natural. También regula las respuestas al estrés y al miedo.

Para ayudar a liberar endorfinas, los mejores alimentos que puedes consumir son los que contienen vitamina B y ácido omega 3.

A diferencia de otras sustancias, el omega 3 solo puede ingerirse de manera externa porque nuestro cuerpo no lo produce ni lo sintetiza por sí mismo. Esto quiere decir que debemos incluirlo en nuestra dieta todo lo que podamos.

La vitamina B no solo colabora en la formación de glóbulos rojos sino que es fundamental para controlar y regular el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

El chocolate puro, las legumbres, el pescado azul y frutas como el kiwi, la piña y el plátano contienen vitamina B.

Desayunar kiwi, la clave de la felicidad

Como habéis visto, mejorar nuestro humor y controlar la ansiedad pasan por una alimentación equilibrada y con un buen aporte de omega 3 y vitamina B.

Hablamos de mejorar nuestro humor, no de que sea exclusivamente la alimentación la clave del control de patologías como los trastornos de ansiedad, la depresión o cuadros de ansiedad. Por supuesto, para sanarnos de este tipo de enfermedades es absolutamente imprescindible ponerse en manos de un profesional.

Aún así, podemos contribuir a mejorar este tipo de problemas cuidando mucho cómo nos alimentamos. 

Aquí tenéis unas cuantas ideas de cómo incluir kiwi en vuestra dieta diaria:

Haz chips de frutas en tu casa: el picoteo 100% natural

Haz chips de frutas en tu casa: el picoteo 100% natural

¿Harto de privarte de tomar unas chips viendo tu serie favorita? ¡Tenemos la solución! Aprende a hacer tus propios chips de fruta y conviértete en el anfitrión fit que siempre has querido ser.

Por qué abandonar los aperitivos procesados

A estas alturas, podemos decir que prácticamente cualquier persona sabe que los ultraprocesados son una muy mala opción. Pero, ¿sabemos realmente por qué?

Más allá de que engorden más o menos, los ultraprocesados tienen componentes realmente problemáticos para nuestra salud física… y mental.

  1. Crean adicción

La industria de los snacks y la comida rápida jugó muy bien sus cartas llenando estos productos de grasas, azúcares y sal, tres elementos que funcionan en nuestro cerebro, literalmente, como una droga. Y de las duras. 

  1. No son alimentos

Su composición es básicamente química. Son derivados (y a veces derivados de derivados) de otros alimentos que han sido expuestos a un millón de tratamientos para que tengan sabor, textura y olor. A efectos prácticos, más nos valdría comer cartón.

  1. Reducen nuestra esperanza de vida

Consumir con frecuencia alimentos ultraprocesados aumenta de forma importante el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes y problemas en los dientes, entre otros muchos riesgos.

Cómo hacer chips de fruta en casa

He aquí la solución para hacer un picoteo saludable y, realmente, muy sabroso: chips de kiwi y plátano para picar entre horas.

Receta de chips de fruta:

  1. Precalienta el horno a 60º
  2. Pela los kiwis y los plátanos y córtalos en discos de unos 3mm de grosor (una moneda de 2€).
  3. Colócalos sobre una bandeja con papel de horno y salpícalos con zumo de limón. Salpiméntalos al gusto.
  4. Mételos en el horno a la temperatura que indicamos antes y mantenlos durante, aproximadamente, 5 horas o hasta que no tengan líquido.

¡Pues ya puedes disfrutar de tu nuevo snack favorito!