Salud archivos - Kiwi Atlántico
Kiwi Atlántico: una buena opción para personas con diabetes

Kiwi Atlántico: una buena opción para personas con diabetes

La diabetes es una enfermedad que se produce por un exceso de azúcar en la sangre y por lo tanto, para controlarla, además de regular el estilo de vida y seguir un tratamiento, también hay que escoger muy bien los alimentos que comemos.

Las personas con diabetes deben tener mucho cuidado con los azúcares o los carbohidratos, ya que un aumento rápido de los niveles de glucosa en sangre pueden producir complicaciones como trastornos renales, oculares, cardiovasculares o del sistema nervioso.

¿Se debe consumir frutas cuando se padece diabetes?

Definitivamente sí, es importante la ingesta de frutas y se puede realizar sin ningún problema si tenemos en cuenta ciertas indicaciones.

Todas las frutas enteras pueden ser consumidas por los diabéticos, si se ingieren con moderación y en pequeñas cantidades para no estimular el aumento del azúcar en la sangre, pero las más recomendables son las que tienen piel o cáscara.

La fruta es básica para mantener una dieta equilibrada ya que contiene una gran cantidad de vitaminas, antioxidantes, sales minerales y fibra.

El kiwi, una de las mejores frutas para controlar la diabetes

El kiwi, una de las mejores frutas para controlar la diabetes

A pesar de que las personas diabéticas pueden consumir cualquier tipo de fruta, hay algunas más recomendadas que otras por su cantidad de azúcar y por la fibra que contienen. Dentro de las más aconsejables se encuentran el kiwi y la naranja.

Según los expertos, el consumo de kiwi enlentece la entrada de azúcar en sangre durante la digestión gracias a la fibra que contiene, de esta forma, el páncreas reduce la producción de insulina y esto hace que la situación del paciente con diabetes mejore. Por lo tanto, es aconsejable comer un kiwi al día para reducir la cantidad de azúcar en sangre.

Además, si se consume el kiwi junto con otros alimentos, por ejemplo durante el desayuno, la fibra que esta fruta contiene ayudará a ralentizar de forma considerable la absorción de azúcares en el flujo sanguíneo del resto de alimentos. Esto se debe a que la fibra contenida en el kiwi tiene la capacidad de retener mucha agua. Al retener agua, esta fibra se hincha y actúa como un gel espeso, lo cual ayuda a que el azúcar se absorba a un ritmo más lento en la sangre y por tanto, la energía se libere más lentamente.
Por tanto, gracias a este alto contenido en fibras y agua, el kiwi posee un índice glucémico bajo, es decir, la capacidad de sus azúcares para elevar la glucemia en sangre, es relativamente baja y al ser rico en ácidos biológicos, como el ácido cítrico y el ácido málico, ayudan a reducir la velocidad de vaciado gástrico, lo cual repercute en que el nivel de glucosa en sangre tras las comidas no aumente.

El kiwi aporta pocas calorías, es rico en antioxidantes y fibras y, a mayores, hidrata, sacia el apetito y por tanto evita que comamos otros alimentos que puedan ser perjudiciales.

Hay que tener en cuenta que se debe consumir en la cantidad adecuada, sin edulcorar, sin batir y sin triturar, es mejor evitar los zumos y por supuesto, su ingesta debe ir acompañada siempre de una dieta saludable.

Tres desayunos con kiwi para cuidarte

Tres desayunos con kiwi para cuidarte

El kiwi es uno de esos alimentos que deberían ser imprescindibles en tu dieta diaria. Su alto contenido en vitamina C, fibra, ácido fólico, vitamina E y vitamina K lo convierten en un súper ingrediente que debería formar parte de muchas de tus recetas.

Además de ayudar a combatir el estreñimiento, favorece la digestión y nos aporta muchísimas propiedades. Así que, ¿y si comenzamos el día con un buen desayuno cargadito de esta magnífica fruta? Aquí te dejamos algunas ideas de desayunos saludables para disfrutar del sabor del kiwi manteniendo una dieta equilibrada.

Compota de kiwi

Si te gusta comenzar el día con un desayuno bien dulce, esta es una buena opción, sabrosa y saludable. Para que te compense la elaboración, lo ideal será que aproveches para hacer una compota que te dure varios días, así que los ingredientes que te ofrecemos son para dos o tres raciones aproximadamente.

  • 4 kiwis
  • 1 limón
  • 80 gr. de panela o azúcar de caña
  • 1 palito de canela
  • piel de una naranja
  • un puñado de copos de avena
  • 1 onza de chocolate puro
  • un toque de canela en polvo

desayuno compota

Echa en un cazo 200 ml de agua. Exprime el zumo de un limón y añade la piel de la naranja, el azúcar y el palito de canela. Calienta todo unos minutos hasta que hierva.

Añade los kiwis pelados y cortados en trozos no demasiado pequeños para que no se deshagan al cocinarlos, y continúa cociendo todo durante unos 15 o 20 minutos a fuego lento sin que se deshagan los kiwis.

Retira la mezcla del fuego y deja enfriar. Mételo en la nevera cuando alcance la temperatura ambiente.

Para disfrutarlo al completo puedes añadirle los copos de avena, rayarle una onza de chocolate por encima y terminar con un toquecito de canela en polvo. ¡Te encantará!

Bowl de kiwi, fresa y plátano

Este plato tan colorido es todo un placer para la vista pero también un gran aporte de vitaminas para arrancar el día con energía.

  • 1 yogur natural
  • 1 kiwi
  • 3 fresas
  • 1 plátano
  • 1 puñadito de pipas de girasol
  • 1 puñadito de copos de avena
  • 1 puñadito de semillas de chía
  • 1 cucharada sopera de miel

bowl de kiwi

Esta receta es muy rápida y sencilla de hacer. La única complicación que tiene es disponer los ingredientes con cariño para que el plato quede bonito.

Vacía el yogur en un bowl grande. Pela y corta el plátano, el kiwi y las fresas y disponlos en rodajitas sobre el yogur dejando la zona central vacía.

Vierte en esa zona central el puñado de pipas y de copos de avena. Baña todo el bowl con una cucharada de miel y unas semillas de chía, ¡y a disfrutar de tu desayuno saludable!

Crema de Budwig con kiwi

Este desayuno, inspirado en la crema de la Dra. Johanna Budwig, es una fuente de energía, proteínas, vitaminas y minerales que te aportará propiedades antinflamatorias, anticancerígenas y antiedad.

  • 1 Kiwi
  • 1 yogur
  • 1 cucharada sopera de aceite de lino de primera presión en frío
  • 4 nueces
  • un poco de limón exprimido
  • una cucharada sopera de semillas de lino molido
  • 10 pasas de Corinto

budwig con kiwi

Su elaboración es muy sencilla. Tan solo tienes que emulsionar el yogur con el aceite de lino y añadir el kiwi y el resto de ingredientes a un vaso o una taza. A algunas personas les gusta mezclarlo todo bien con una cuchara para disfrutar de todos los ingredientes juntos y sus diferentes texturas.

Prueba con estas tres ideas a ver qué te parecen e investiga para ver qué otras opciones se te ocurren. El kiwi es una fruta que ofrece múltiples posibilidades incluso si lo mezclamos con alimentos salados. ¡Así que desayunar rico y saludable está al alcance de tu mano!

¿Por qué el kiwi te ayuda a ir al baño?

¿Por qué el kiwi te ayuda a ir al baño?

El kiwi es una fruta altamente laxante que nos ayudará en los problemas intestinales. Su contenido en fibra es de 2 gramos, mayoritariamente fibra insoluble, por lo que es un alimento muy recomendado incluir en la dieta en aquellas personas que padezcan estreñimiento.

¿Qué propiedades tiene el kiwi contra el estreñimiento?

Como señalábamos en la introducción, el kiwi tiene altas cantidades de fibra soluble, que regula los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre, y que previene el estreñimiento.

Esta propiedad hace que esta fruta sea realmente efectiva como ayuda para ir al baño. Asimismo, diversos estudios realizados demostraron los efectos positivos y significativos del tratamiento del estreñimiento, concretamente en personas mayores y embarazadas.

Otro de los efectos del consumo de esta fruta en el tránsito intestinal está relacionado con la digestión. Su consumo habitual con las comidas aumenta la hidrólisis proteica y facilita la digestión, lo que puede ser especialmente beneficioso cuando el ritmo intestinal esté alterado o en trastornos gastrointestinales.

Además, “el consumo de kiwi puede tener un efecto prebiótico, al promover el crecimiento de lactobacilos y bifidobacterias.

Otros beneficios del kiwi

Uno de los beneficios más desconocidos del kiwi está relacionado con el tracto respiratorio.
Esta fruta contiene nutrientes y fitoquímicos asociados relacionados con el bienestar del sistema inmune, como son la vitamina C, E y K, carotenoides y potasio, muy importantes para la prevención de infecciones del tracto respiratorio.

Otro de los beneficios de esta fruta es que es poco calórica, ya que aporta tan sólo 50 calorías por 100 gramos.

¿Quieres conseguir que los niños coman más fruta? Te enseñamos cómo

¿Quieres conseguir que los niños coman más fruta? Te enseñamos cómo

Es un problema bastante frecuente que las niñas y los niños rechacen comer fruta. En la mayor parte de casos se trata de una mala introducción a la alimentación ya que todo el entorno está pensado para que los más pequeños se habitúen a sabores y texturas “más fáciles”.

¿Por qué a los niños no les gusta la fruta?

Bueno, hay que partir de la base de que esto no es verdad. A los niños no les gusta ni les disgusta nada por definición. La clave del aprendizaje gustativo radica en realizar una transición consciente y amable desde la toma inicial de lácteos a los primeros alimentos sólidos.

Por otro lado, la industria alimenticia se encarga de que todos los estímulos para los más pequeños estén centrados en productos procesados y no en productos naturales. Así, los yogures, los cereales, las galletas y cientos de productos más, están especialmente diseñados para que, desde el propio packaging a los sabores sean una especie de fiesta sensorial, relacionando este tipo de alimentos con la diversión. Cuando un niño ve una pieza de fruta, por norma general lo considera un trabajo, un esfuerzo.

Por último, tenemos que ser conscientes de que, sin quererlo, la información que damos a nuestros hijos sobre la fruta está mal enfocada. Frases como “si te comes la fruta primero, tomarás postre después” son mensajes negativos sobre los alimentos naturales. El niño o la niña interpreta que comer fruta es un peaje a pagar para conseguir lo realmente bueno: un producto azucarado.

Desayuno con fruta para niños

Cómo hacer que mis hijos tomen más fruta

Dales un buen ejemplo
Los niños imitan y quieren parecerse a los mayores. En una casa donde la fruta no forma parte de la dieta de los adultos, es muy difícil incluirla en la de los pequeños.

Házselo divertido
Intenta que la comida tenga su toque de diversión. Una de las maneras de conseguirlo es a través de los cortes de las piezas de fruta y las posibles combinaciones. Es mucho más atractivo para el niño, y acrecentará sus ganas de comer. Puedes hacer recetas con ellos con las que utilices fruta fresca y que les resulte apetecible. Prueba con el helado de kiwi o las golosinas de frutas.

Zumos y batidos a diario
Tomarán fruta sin parar si diariamente les haces batidos y zumos para merendar o desayunar. Es una forma genial de que asocien el dulce al azúcar natural.

No amenaces ni castigues
Si les insistes demasiado o les obligas a comer algo, acabarán pensando que es un castigo. Puedes probar a que sean ellos los que elijan la fruta que quieren tomar. Llévatelos al supermercado o a la frutería y déjales que elijan su fruta favorita.

Introduce fruta en distintos platos
La fruta no funciona solo como postre. Si haces ensalada, hay mil posibilidades de combinación. Prueba también con salsas y aliños. Tenemos recetas en nuestro blog como la de atún con salsa de kiwi, ideales para un segundo plato educativo y nutritivo.

 

¿Con qué combina bien el kiwi? Combinaciónes que no te esperas

¿Con qué combina bien el kiwi? Combinaciónes que no te esperas

Cada fruta tiene un encanto particular para hacerla única. En el caso del kiwi, su aspecto y color son un must en cualquier receta, pero es su peculiar sabor entre dulce y ácido, aunado a una refrescante pulpa lo que cautiva al paladar.

 

Cómo comer kiwi

El kiwi es delicioso cuando se come crudo y le queda espectacular al yogur, helados, cereales, ensaladas o macedonias. Cuando lo uses así, añádelo justo antes de consumir para que mantenga todas sus propiedades.

El kiwi le va estupendamente a todos los postres y preparaciones dulces, pero es el mundo salado el más sorprendente y menos explotado. Salsas para acompañar comidas saladas, como por ejemplo con un filete de pescado a la plancha, o en una salsa picante para servir con una carne o con una vinagreta que perfumará una ensalada de vegetales del huerto, entre otros.

 

Combinaciones con kiwi que funcionan y mucho:

Vinagreta de kiwi
No hay una ensalada que no se realce con nuestra receta para el aliño con kiwi. Aceite, vinagre, limón, salsa de soja y puré de kiwi, ¿has visto algo más fácil y asequible? Pues tienes la receta en el blog.

Salsa oriental de kiwi
Esta salsa es ideal para pescados a la brasa. Combina excepcionalmente bien con pescados grasos como las sardinas o el atún. Con solo 3 ingredientes tendrás la mejor salsa oriental para pescado que has probado en tu vida.

Salsa de kiwi mexicana
Tacos, burritos, enchiladas… no hay ni uno de estos platillos mexicanos que no mejore con este recetón. Puedes usarlo también para acompañar guacamole, pero lo que mejor funciona es con preparaciones grasas que lleven mucho queso y carnitas tiernas.

Compota de kiwi
Te invitamos a que pruebes la compota de kiwi para acompañar carnes fuertes como el cordero o la caza. La carne de ciervo, que normalmente se prepara con salsas de frutos rojos, está espectacular con kiwi. De la misma manera que el jabalí, que resulta muchísimo más equilibrado y suave si lo acompañas de una compota agridulce como la que resulta con nuestra fruta favorita.

 

Merienda saludable para los niños. Haz fácil la vuelta al cole

Merienda saludable para los niños. Haz fácil la vuelta al cole

Llega el momento de volver al cole y a la rutina. Esto tiene su parte buena, pero también puede resultar estresante tener que organizar de nuevo la dinámica con los niños. Para que no nos coja el toro, os proponemos algunas ideas de meriendas saludables para que no tengamos que recurrir a recursos rápidos y poco sanos.

 

La importancia de la merienda en los niños

 

La merienda es muy importante porque permite que los niños mantengan su energía a lo largo de todo el día. Esta energía es especialmente importante durante la semana, que es cuando ellos necesitan un aporte extra para mantener y mejorar su rendimiento académico (a la hora de hacer los deberes, por ejemplo) o para practicar actividades extraescolares deportivas, musicales o de cualquier otro tipo.

Con azúcar estable en sangre, nos podemos asegurar que se concentran mejor, tienen mejor humor y juegan con ganas.

 

Características de una merienda saludable:

  • En la merienda o tentempié de media mañana y media tarde no debería faltar fruta o verdura.
  • Tampoco alimentos ricos en proteína como por ejemplo semillas, frutos secos, patés vegetales, hummus, tofu y otras proteínas vegetales, para que se sacien y no tengan ansiedad..
  • Dependiendo del momento del día y del estado de cada niño, podemos incluir en las meriendas hidratos de carbono. Lo ideal es que sean completos, como el pan integral, palitos, tortitas de cereales…

 

Ideas para una merienda saludable:

Es importante que su merienda sea visualmente atractiva y fácil de comer.

Clásica y fresca
Yogurt con kiwi y avena. Fortalece su sistema inmunitario, aporta calcio y proteínas vegetales.

Creativa
La receta de sushi de frutas con kiwi es ideal para hacerla con ellos en casa. Acércalos al mundo de la cocina y que al día siguiente se lleven la merienda más original al cole.

Sencilla
Unas tostadas de pan integral con mermelada de kiwi son una opción súper práctica y cómoda para solucionar una merienda en un momento.

Formato líquido
Un buen batido de kiwi, plátano y manzana es ideal para llevar en viajes en coche entre actividades. No ensucia nada, es fácil de tomar y, lo más importante, súper nutritivo y saludable.