Una vinagreta de kiwi para aderezar tus platos

El kiwi es una fruta que, al contrario de lo que puedas creer, no sólo tiene un modo de consumo. En nuestro blog, os hemos planteado muchas propuestas para consumir el kiwi que confirman que es una de las frutas más versátiles del mercado. Vale para casi todo. ¡Incluso para elaborar una riquísima vinagreta para algunos de tus platos preferidos!

La vinagreta de kiwi es perfecta para aderezar, por ejemplo, tus ensaladas. Incluso platos de pescado y de mariscos. Además, por si no lo sabías, una vez hecha, la salsa mantiene intactos los nutrientes y propiedades del kiwi. Es decir, la vinagreta de kiwi no sólo le da a tus ensaladas un toque especial, también, consumiéndola, estás aportándole a tu organismo la vitamina C y la riqueza en minerales que trae de serie nuestra fruta preferida.

El toque cítrico del kiwi siempre es sorprendente cuando lo vinculas a algunos platos. Su frescura, su suavidad en el paladar, su regusto dulce y ácido, combinan muy bien con carnes y pescados, con ensaladas o postres. En este blog lo hemos visto muchas veces. Pero, yendo más allá, hoy os hemos querido traer otra posiblidad: una salsa de kiwi, una vinagreta.

 

Ingredientes

2 kiwis de Kiwi Atlántico

80 gramos de aceite de oliva virgen extra

20 gramos de vinagre de manzana

20 gramos de zumo de limón recién exprimido

40 gramos de salsa de soja

Preparación

Elige un buen aceite de oliva virgen extra, ponlo en el recipiente en el que prepares la vinagreta y añade el vinagre y el zumo de limón natural.

Incorpora a continuación la salsa de soja, entonces agita bien para que todos los líquidos se mezclen y obtengas una salsa emulsionada.

Pela los kiwis y córtalos en daditos pequeños.

Incorpora el kiwi troceado a la vinagreta y vuelve a batir para que se integre bien. 

¡Ya tienes tu salsa vinagreta de kiwi lista! Ahora sólo tienes que empezar a pensar con qué platos la vas a disfrutar. ¡Cuéntanoslo!

Los beneficios del kiwi para los más peques

Vivimos ya con el horario de verano y eso los peques lo notan. Tienen más tiempo para jugar y divertirse y eso necesita que tengan las pilas cargadas. También están trabajando mucho para obtener los mejores resultados finales en el cole. Por lo tanto, necesitan comer sano y el kiwi es la mejor opción.

Todos sabemos que a los niños no les va demasiado eso de acercarse a la fruta. Por eso, lo mejor es educarlos desde el principio a consumirla, hacer del consumo de fruta algo habitual, diario. Nadie dice que de vez en cuando un niño no pueda darse un capricho de bollería, chuches y todas esas Cosas que tanto le atraen, pero sabemos que no es lo mejor para su salud. Por lo tanto, hay que evitar el abuso en el consumo en de este tipo de productos.

La fruta es esencial en la dieta de los adultos y también en la de los niños, por lo que es igual de importante que consuman 5 piezas de fruta o verdura al día. El kiwi es la fruta más completa y, además, tiene un sabor diferente a lo que estamos acostumbrados y puede ser una excelente fuente de vitaminas para nuestros pequeños.

Hoy contamos cuáles son estos beneficios del kiwi para que lo introduzcas regularmente en la alimentación de tus niños y niñas, contando así con todos sus beneficios y vitaminas para llegar a crecer fuertes y sanos.

Niños sanos gracias al kiwi. Los beneficios.

 

Alto contenido en Vitamina C

Lo bueno de que el kiwi contenga tanta vitamina C es que tomando solamente uno por la mañana todos los días obtendremos la cantidad de esta vitamina necesaria para pasar el día, algo que mantendrá a los niños y niñas protegidos de enfermedades como resfriados y gripes y con la energía suficiente como para afrontar el día.

Ayuda a ir al baño

El kiwi nos ayuda a dormir

Es muy común en los niños y niñas pequeños tener problemas para ir al baño. Existen muchos remedios para aliviar los dolores provocados por el extreñimiento, pero si lo que queremos es ir de vientre lo antes posible, comiendo un kiwi en ayunas seguramente haremos que este proceso vaya mucho más deprisa.

Perfecto para su desarrollo

El kiwi es una fruta que cuenta también con minerales como el magnesio y el potasio los que son una fuente fantástica para el desarrollo y crecimiento de tu hijo. Comiendo kiwis absorberá los minerales necesarios para que el estado de sus huesos se vea reforzado, los dientes le crezcan con normalidad y también más resistentes y todo su cuerpo en general se vea beneficiado de su ingesta.

¡Combate el insomnio!

Al igual que los adultos algunos niños y niñas tienen problemas para conciliar el sueño. Si bien es aconsejable que realicen deporte y quemen energías para que se sientan completamente cansados a la hora de meterse en la cama, también podemos darle ocasionalmente un kiwi, puesto que esta fruta ayuda a conciliar el sueño. Además se dice que puede mejorar la calidad del sueño y hacer que el niño o el adulto que lo consume se sienta mucho más descansado a la mañana siguiente.

Estos son solo algunos de los beneficios de fruta preferida. ¡Hay muchos más! Si queréis que vuestros peques nazcan sanos y fuertes, un kiwi diario.