Niños archivos - Kiwi Atlántico
Yogur con kiwi y avena para los peques

Yogur con kiwi y avena para los peques

Ya están a tope en las guarderías, colegios e institutos. Ya han vuelto a la rutina y necesitan cuidarse. Tienen que estar con las pilas cargadas durante toda la jornada de trabajo y, para eso, necesitan una alimentación sana. El kiwi es un buen aliado para mantenerlos sanos y fuertes.

Os lo decimos siempre: los beneficios del kiwi para los peques son múltiples y variados. Veamos los más importantes.

Beneficios del kiwi para los más pequeños

Los kiwis ofrecen una serie de beneficios para bebés, niños y adultos. Nos ayuda a fortalece la inmunidad. Estos son algunos de los beneficios para la salud que ofrece esta fruta a nuestros hijos.

  • Al tener un alto contenido de fibra, es útil para aliviar el estreñimiento.
  • Es una rica fuente de antioxidantes que combaten enfermedades y fortalecen la inmunidad.
  • Alto en vitamina C, ayuda a estimular el sistema inmunológico.
  • Aumenta la absorción de hierro de otros alimentos.
  • Es rico en fitonutrientes; ayuda a reparar el ADN y protege contra algunos tipos de cáncer.
  • Agregar kiwi puede prevenir el asma , la presión arterial alta, los cálculos renales y la obesidad. Puede reducir la grasa en la sangre y reducir los riesgos de coágulos sanguíneos en etapas posteriores de la vida.
  • El kiwi contribuye a tener una piel sana.
  • Induce un mejor sueño, lo que permite que el cuerpo descanse bien y favorece el crecimiento y desarrollo adecuados.

Receta de yogur con kiwi y avena

Ingredientes 

1 ración20 g avena en copos

1 yogur de soja natural

1 kiwi de Kiwi Atlántico

Edulcorante

Pasos

  1. Añade al yogur de soja un pequeño chorreón de edulcorante
  2. Deposita el yogur en un bol, añade los 20 g de copos de avena al yogur y mézclalo.
  3. Pela el kiwi, partelo en rodajas y ponlo encima de la mezcla de la avena y el yogur.

Es mágico que algo tan sencillo (y tan rico) le proporcione tantos beneficios a nuestros hijos. Cúidalos mucho, se lo merecen.

(Fuente de la receta: Cookpad)

El kiwi verde para la merienda del recreo

El kiwi verde para la merienda del recreo

¡Vuelta al cole! Los pequeños de la casa vuelven a su trabajo y necesitan sentirse bien. El kiwi verde es la súper fruta que contienen mayor número de propiedades beneficiosas para su organismo.

No tenemos nada en contra del clásico bocadillo para el recreo pero es importante incluirle fruta en su merienda. Pensad una cosa: lo bocadillos siempre están presentes en la merienda del cole pero, si abusamos de ellos, podemos perjudicar el bienestar de nuestros hijos. Las calorías no son al 100% sinónimo de energía.

¿Por qué es importante incluir fruta en su merienda?

La fruta proporciona vitaminas, minerales, fibra dietética y muchos fitonutrientes que ayudan a su cuerpo a mantenerse saludable. Dado que la fruta es baja en calorías en comparación con muchos otros alimentos, incluirla todos los días puede ayudar a prevenir un aumento de peso excesivo. 

Comer fruta también puede ayudar a proteger contra enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes, derrames cerebrales y algunos tipos de cáncer. Diferentes frutas pueden ayudar a proteger el cuerpo de diferentes maneras. Entonces ¿qué les proporciona el kiwi?

El kiwi para la merienda del recreo

Se lo puedes trocear en dados y meter en un recipiente para que simplemente lo pinchen y lo metan en la boca. Puedes acompañarlo con queso de untar en una tosta. Una compota de kiwi… Estamos convencidos de que sabrás inventarte muchas maneras de incluir el kiwi en su merienda. Pero ¿en qué les beneficia?

El kiwi es rico en vitamina C y perfecto para fortalecer el sistema inmunológico de tus hijos ahora que llega el cambio de tiempo. También les ayuda a generar energía y, como ya sabemos, es  muuuuy rico en fibra. Potasio, fósforo, calcio para sus huesos, vitaminas E y B… ¡Todos son ventajas!

Incluye el kiwi en la merienda del cole de tus hijos y les verás sonreir.

Desayunos con kiwi para los niños de la casa

Desayunos con kiwi para los niños de la casa

El desayuno, tal y como hemos recalcado en nuestro blog es varias entradas, es una de las partes más importantes de una dieta equilibrada. Con una mermelada de kiwi podrás preparar decenas de desayunos con kiwi muy saludables.

En la infancia, la importancia de un buen desayuno es mayor. Al tratarse de la primera comida del día, es la fuente de energía que utilizarán para afrontar el día con energía y vitalidad. El saltarse esta comida provoca cansancio y falta tanto de concentración como de memoria. 

Con las receta de mermelada de kiwi de hoy no te faltarán ideas saludables para ofrecerle cada mañana a los peques de la casa. ¡Vamos allá!

Receta mermelada de kiwi para los desayunos

La mermelada es una opción a tener en cuenta a la hora de alegrar desayunos y meriendas. Además de su delicioso sabor puedes realizarla en casa de una forma sencilla con nuestros kiwis. ¡Te contamos cómo!

Ingredientes

  • 1 kg de kiwis Atlántico ligeramente maduros
  • 500 g de azúcar
  • Zumo de limón
  • 1 cucharadita de agar agar (opcional)

Preparación

  • Pelar los kiwis y trocearlos. Colocar en una olla grande, procurando recoger la totalidad de los jugos que suelten.
  • Regar con zumo de limón y cubrir con azúcar. Mezclar bien, tapar con un paño y dejar reposar un mínimo de dos horas (si es posible durante toda la noche).
  • Colocar la cazuela al fuego y llevar a ebullición. Dejar cocer a fuego lento y remover de vez en cuando. Retirar un poco la espuma que va soltando. 
  • Mientras, lavar y secar bien los tarros. Colocar en el horno a unos 180º y hervir las tapas en agua.
  • Comprobar el punto de la mermelada para comprobar si se encuentra en el espesor deseado. La fruta debe estar casi deshecha. Tras 45 minutos, estará suficientemente espesa para retirar. Si lo deseas, es el momento de añadir el agar-agar.
  • Envasar con cuidado, limpiar la rosa y cerrar bien los tarros boca abajo. Cuando se enfríen, se hará el efecto vacío perfecto para su conservación. 
  • Una vez preparada ya tienes un elemento clave para ofrecer a los niños por las mañanas. ¡Untando en pan fresco les encantará!

(Fuente de la receta: directoalpaladar)

¿Qué te han parecido estas propuestas? Tomar kiwi puede llegar a ser muy divertido. Pruébalo y cuéntanos qué tal.

El kiwi y los niños

El kiwi y los niños

La alimentación de los más pequeños de la casa no siempre es fácil. Conseguir que tomen fruta y verduras puede ser un reto complicado en muchos hogares. La fruta es un alimento indispensable tanto en la dieta de los niños como de los adultos, por lo que es realmente importante introducirla en su alimentación.

Pero, ¿por qué los niños deben tomar fruta ¿Cuáles son sus beneficios y propiedades? Te lo contamos, presta mucha atención.

Beneficios del kiwi para los niños

  1. Un gran aliado para su crecimiento. Al contar con minerales, potasio y magnesio, el kiwi se convierte en una fuente clave para el desarrollo de los más pequeños: sus huesos se reforzarán y sus dientes crecerán resistentes y con normalidad. No podemos olvidarnos, a su vez, de la dosis de energía y fuerza que la ingesta regular de kiwis les ofrece.
  1. Lucha contra el insomnio. No son pocos los casos en los que los niños tienen problemas para conciliar el sueño. Sin embargo, debes saber que el kiwi puede ser la solución. Esta fruta ayuda a quedarse dormido y además mejora la calidad del sueño. Un dato curioso, ¿verdad?
  1. Rico en vitamina C. El kiwi es una fruta muy completa y fuente destacable de vitamina C. Y es que lo cierto es que esta fruta aporta una cantidad mayor que los cítricos como las mandarinas o naranjas. Con solo una pieza diaria, se obtiene la cantidad diaria necesaria tanto para niños como para adultos.
  1. Bajo en calorías. La baja densidad calórica es una de sus muchas propiedades, por lo que no debes preocuparte por esto a la hora de darle esta fruta a tus hijos.  

No cabe duda de que el kiwi es una de las frutas más adecuada para incorporar a los menús de los niños. Además, son muchas las opciones y alternativas de presentación con las que querrán repetir mil veces más.

Receta gelatina de kiwi

Ingredientes

  • 3 hojas de gelatina sin sabor
  • Kiwis Atlántico
  • Azúcar

Preparación:

  • Limpiar y pelar los kiwis.
  • Cortar los kiwis por la mitad y añadir al vaso de la licuadora. 
  • Licuar los kiwis hasta obtener un litro, aproximadamente. Reservar.
  • Coloca la gelatina sin sabor en una olla con agua para ablandar. Ten cuidado, no dejes que hierva.
  • Cuando la gelatina haya ablandado, añadir el litro de kiwi y azúcar al gusto.
  • Remover y mezclar bien.
  • Sacar del fuego y colocar en un molde humedecido.
  • Meter la gelatina en la nevera y dejar enfriar.

(Fuente de la receta: okdiario)

Bebés y kiwi, una buena combinación

Bebés y kiwi, una buena combinación

Los adultos estamos acostumbrados a una gran variedad de texturas y sabores. Sin embargo, cada nuevo alimento que prueban los más pequeños de la casa, y sobre todo los bebés, es una experiencia única para ellos que no siempre termina en éxito. Bebés y kiwi es una gran combinación

La alimentación es clave en su crecimiento y desarrollo. Alimentos a base de frutas como las papillas aportan muchos nutrientes, vitaminas así como fibras que ayudan a regular su tránsito intestinal, pero sobre todo un alto contenido en agua, concretamente hasta un 95%. 

¿A qué edad puede un bebé tomar kiwi?

Dado su alto contenido alergénico, principalmente alergias cutáneas, hasta hace pocos años frutas como el kiwi, el melocotón o las fresas se introducían en la dieta de los bebés pasado el primer año. Actualmente, existe la premisa de que cualquier fruta es apta para el consumo de los más pequeños de la casa a partir de los 6 meses, siempre controlando cualquier tipo de reacción que pueda originarse por su consumo y habiendo previamente consultado con tu pediatra. 

Algunos médicos afirman que es posible que los bebés a partir de los 6 meses tomen kiwi si ha formado parte de la dieta de su madre o si lo ha consumido con frecuencia durante el periodo de lactancia. Otros, por la contra, aconsejan esperar a los 10-12 meses ya que, además de ser una fruta alergénica, puede resultar ácida para el bebé sobre todo si no está lo suficientemente madura.

Una vez haya cumplido su primer año, es posible dárselo en forma de batido, zumo o incluso en pequeñas porciones, si ya ha desarrollado la capacidad de masticar. Se recomienda que a partir de los 6 meses los bebés coman trozos de fruta sin triturar comenzando una transición hacia los alimentos sólidos desde los 9 meses. 

Receta crema de arroz con kiwi para bebés

Ingredientes

  • 15 gramos de arroz bomba o redondo
  • 70 ml de leche materna o de continuación
  • 130 gramos de kiwi maduro
  • ¼ de vaina de vainilla

Preparación

  1. Pelar el kiwi y cortar en trozos pequeños en función de la capacidad de masticar del bebé.
  2. Poner agua a hervir y cocer el arroz durante 2 minutos. Escurrir.
  3. Poner la leche con la vaina de vainilla partida a la mitad.
  4. Echar el arroz en la leche y cocinar a fuego lento hasta que se consuma toda la leche. Remover para que no se queme a medida que se prepara. Una vez cocico el arroz, retirar la vaina de vainilla.
  5. Poner trozos de kiwi en una taza y echar encima la crema de arroz. Remover con una cuchara.
  6. Esperar a que la crema esté tibia y listo para disfrutar de ella.

(Fuente de la receta: recetasparamibebé)

Si a tu bebé no le agrada esta fruta, continúa intentándolo con el paso del tiempo puesto que es muy beneficiosa y con una gran cantidad de ventajas no solo para ellos sino también para adultos. Recuerda que cuanto más dulce y blanda más atractiva será para ellos por lo que es de real importancia dejar madurar los kiwis antes de ofrecerlos.