Kiwi saludable archivos - Kiwi Atlántico
Protégete del resfriado con wiki

Protégete del resfriado con wiki

Ya estamos en pleno otoño y con él llegan las lluvias y las bajadas de temperatura. Así que toca salir de casa bien abrigados y evitar que la lluvia nos pille desprevenidos para no pillar una buena mojadura y acabar cogiendo un resfriado.

El resfriado es una de las enfermedades más frecuentes en nuestro día a día y la mayoría de las personas la padecen incluso varias veces al año. Para evitar pasar unos días de congestión, fiebre, dolor de garganta, tos o cansancio corporal hay que tener en cuenta una serie de consejos que nos ayudarán a prevenir esta enfermedad tan molesta.

¿Qué podemos hacer para no resfriarnos?

Abrigarse bien frente al frío y evitar los cambios bruscos de temperatura y las corrientes de aire nos ayudarán en la prevención. Dormir un mínimo de siete horas diarias y realizar deporte de manera regular también servirá de ayuda para evitar resfriarnos, ya que fortaleceremos nuestro cuerpo frente a la enfermedad.

Y no podemos olvidarnos del papel fundamental de la alimentación. Cuidar lo que comemos y permanecer bien hidratados son claves para que nuestro cuerpo se muestre fuerte ante los virus. Es muy importante incluir vitaminas y minerales en nuestra dieta, presentes en frutas y verduras, para desarrollar defensas frente a la enfermedad.

qué podemos hacer para no resfriarnos

El kiwi, rico en vitamina C

Cuando nos preguntan por una fruta que sirva para prevenir los resfriados, la cabeza siempre se nos va a la naranja y en segundo lugar a otros cítricos como los limones y las mandarinas debido a su alta carga en vitamina C. Pero, ¿sabes que el kiwi contiene el doble de vitamina C que la naranja? Es más, después de las guayabas y las grosellas, es la fruta que más vitamina C aporta.

Nuestro organismo no puede producir vitamina C por sí solo, por eso necesita de la vitamina C contenida en frutas y verduras. Un kiwi aporta más del 80% de vitamina C que nuestro cuerpo necesita diariamente, así que es muy importante que esta fruta se convierta en un imprescindible en nuestra dieta.

Esta vitamina C nos ayudará a absorber el hierro contenido en otros alimentos y también a sintetizar la carnitina, importante para la producción de energía y favorecerá además, a reducir la sensación de fatiga.

El kiwi, rico en vitamina C

Y por si estos beneficios no fueran más que suficientes …¡aún hay más! El kiwi tiene muchas otras propiedades buenas para nuestra salud, ya que también nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunitario, estimulando la producción de glóbulos rojos y blancos. Y, además de un alto contenido en fibra, es una gran fuente de otras vitaminas como la vitamina E, convirtiéndolo en un gran antioxidante necesario para prevenir enfermedades como el cáncer, o la vitamina K, que favorece a que nuestros huesos sean fuertes.

Si buscas un aliado perfecto para la bajada de las temperaturas, no lo dudes, ¡hazte fan del kiwi! Además de todas las buenas propiedades que aporta, es tan versátil que podemos disfrutarlo tanto en el desayuno mezclado con yogur, como a modo de postre formando parte de una buena macedonia o incluso como ingrediente de la ensalada si te gusta mezclar el sabor dulce con el salado.

¿Con qué combina bien el kiwi? Combinaciónes que no te esperas

¿Con qué combina bien el kiwi? Combinaciónes que no te esperas

Cada fruta tiene un encanto particular para hacerla única. En el caso del kiwi, su aspecto y color son un must en cualquier receta, pero es su peculiar sabor entre dulce y ácido, aunado a una refrescante pulpa lo que cautiva al paladar.

 

Cómo comer kiwi

El kiwi es delicioso cuando se come crudo y le queda espectacular al yogur, helados, cereales, ensaladas o macedonias. Cuando lo uses así, añádelo justo antes de consumir para que mantenga todas sus propiedades.

El kiwi le va estupendamente a todos los postres y preparaciones dulces, pero es el mundo salado el más sorprendente y menos explotado. Salsas para acompañar comidas saladas, como por ejemplo con un filete de pescado a la plancha, o en una salsa picante para servir con una carne o con una vinagreta que perfumará una ensalada de vegetales del huerto, entre otros.

 

Combinaciones con kiwi que funcionan y mucho:

Vinagreta de kiwi
No hay una ensalada que no se realce con nuestra receta para el aliño con kiwi. Aceite, vinagre, limón, salsa de soja y puré de kiwi, ¿has visto algo más fácil y asequible? Pues tienes la receta en el blog.

Salsa oriental de kiwi
Esta salsa es ideal para pescados a la brasa. Combina excepcionalmente bien con pescados grasos como las sardinas o el atún. Con solo 3 ingredientes tendrás la mejor salsa oriental para pescado que has probado en tu vida.

Salsa de kiwi mexicana
Tacos, burritos, enchiladas… no hay ni uno de estos platillos mexicanos que no mejore con este recetón. Puedes usarlo también para acompañar guacamole, pero lo que mejor funciona es con preparaciones grasas que lleven mucho queso y carnitas tiernas.

Compota de kiwi
Te invitamos a que pruebes la compota de kiwi para acompañar carnes fuertes como el cordero o la caza. La carne de ciervo, que normalmente se prepara con salsas de frutos rojos, está espectacular con kiwi. De la misma manera que el jabalí, que resulta muchísimo más equilibrado y suave si lo acompañas de una compota agridulce como la que resulta con nuestra fruta favorita.

 

Merienda saludable para los niños. Haz fácil la vuelta al cole

Merienda saludable para los niños. Haz fácil la vuelta al cole

Llega el momento de volver al cole y a la rutina. Esto tiene su parte buena, pero también puede resultar estresante tener que organizar de nuevo la dinámica con los niños. Para que no nos coja el toro, os proponemos algunas ideas de meriendas saludables para que no tengamos que recurrir a recursos rápidos y poco sanos.

 

La importancia de la merienda en los niños

 

La merienda es muy importante porque permite que los niños mantengan su energía a lo largo de todo el día. Esta energía es especialmente importante durante la semana, que es cuando ellos necesitan un aporte extra para mantener y mejorar su rendimiento académico (a la hora de hacer los deberes, por ejemplo) o para practicar actividades extraescolares deportivas, musicales o de cualquier otro tipo.

Con azúcar estable en sangre, nos podemos asegurar que se concentran mejor, tienen mejor humor y juegan con ganas.

 

Características de una merienda saludable:

  • En la merienda o tentempié de media mañana y media tarde no debería faltar fruta o verdura.
  • Tampoco alimentos ricos en proteína como por ejemplo semillas, frutos secos, patés vegetales, hummus, tofu y otras proteínas vegetales, para que se sacien y no tengan ansiedad..
  • Dependiendo del momento del día y del estado de cada niño, podemos incluir en las meriendas hidratos de carbono. Lo ideal es que sean completos, como el pan integral, palitos, tortitas de cereales…

 

Ideas para una merienda saludable:

Es importante que su merienda sea visualmente atractiva y fácil de comer.

Clásica y fresca
Yogurt con kiwi y avena. Fortalece su sistema inmunitario, aporta calcio y proteínas vegetales.

Creativa
La receta de sushi de frutas con kiwi es ideal para hacerla con ellos en casa. Acércalos al mundo de la cocina y que al día siguiente se lleven la merienda más original al cole.

Sencilla
Unas tostadas de pan integral con mermelada de kiwi son una opción súper práctica y cómoda para solucionar una merienda en un momento.

Formato líquido
Un buen batido de kiwi, plátano y manzana es ideal para llevar en viajes en coche entre actividades. No ensucia nada, es fácil de tomar y, lo más importante, súper nutritivo y saludable.

 

Yo para ser feliz quiero kiwi

Yo para ser feliz quiero kiwi

En los tiempos que corren de guerras, pandemias y crisis económicas, cualquier ayuda que podamos darnos para mejorar nuestro estado de ánimo es más que bienvenida.

Por qué hay alimentos que mejoran nuestro estado de ánimo

¿Sabes que hay alimentos con los que puedes ser más feliz? ¡Esto es como encontrar el Dorado! 

Nuestro cerebro segrega varias sustancias como endorfinas y serotonina que son responsables de regular positiva o negativamente nuestro estado de ánimo.

Alimentos que contribuyen a segregar serotonina

La falta de serotonina está relacionada con la depresión, la ansiedad y la irritabilidad. También tiene una relación directa con los trastornos de alimentación. Es, por lo tanto, una sustancia fundamental en un correcto funcionamiento del cerebro. 

Verduras y legumbres son grupos de alimentos básicos para la segregación de serotonina. Si bien, para poder procesarla correctamente, el cerebro necesita aportes suficientes de ácidos grasos omega 3 y vitamina E, dos componentes nutricionales que el kiwi tiene en cantidad.

La serotonina es también una sustancia clave en la formación de melatonina, íntimamente relacionada con la buena conciliación del sueño.

Alimentos que contribuyen a generar endorfinas

Las endorfinas son neurotransmisores que funcionan como calmantes naturales del organismo. Las endorfinas regulan el dolor físico y son analgésicos que nuestro cerebro segrega de manera natural. También regula las respuestas al estrés y al miedo.

Para ayudar a liberar endorfinas, los mejores alimentos que puedes consumir son los que contienen vitamina B y ácido omega 3.

A diferencia de otras sustancias, el omega 3 solo puede ingerirse de manera externa porque nuestro cuerpo no lo produce ni lo sintetiza por sí mismo. Esto quiere decir que debemos incluirlo en nuestra dieta todo lo que podamos.

La vitamina B no solo colabora en la formación de glóbulos rojos sino que es fundamental para controlar y regular el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

El chocolate puro, las legumbres, el pescado azul y frutas como el kiwi, la piña y el plátano contienen vitamina B.

Desayunar kiwi, la clave de la felicidad

Como habéis visto, mejorar nuestro humor y controlar la ansiedad pasan por una alimentación equilibrada y con un buen aporte de omega 3 y vitamina B.

Hablamos de mejorar nuestro humor, no de que sea exclusivamente la alimentación la clave del control de patologías como los trastornos de ansiedad, la depresión o cuadros de ansiedad. Por supuesto, para sanarnos de este tipo de enfermedades es absolutamente imprescindible ponerse en manos de un profesional.

Aún así, podemos contribuir a mejorar este tipo de problemas cuidando mucho cómo nos alimentamos. 

Aquí tenéis unas cuantas ideas de cómo incluir kiwi en vuestra dieta diaria:

Poke, un delicioso plato hawaiano con kiwi

Poke, un delicioso plato hawaiano con kiwi

El Poke es un plato de origen hawaiano que se ha puesto muy de moda entre los real fooders.

En el poke se mezclan pescados crudos marinados normalmente con cítricos y salsa de soja. A esta mezcla se le añaden elementos frescos como algas, frutas o aguacate. Hoy veremos como preparar un rico poke con kiwi.

Historia del poke

Originariamente, los nativos hawaianos comían maka, que era una mezcla de pescado crudo que trabajaban con las manos y que aderezaban con cítricos y sal para que no se estropeara. El origen etimológico de la palabra poke quiere decir pescado cortado transversalmente en pedazos, que era el corte original que le daban los hawaianos.

Con el contacto con los japoneses, que llegaron de manera masiva a las islas en la década de los 70, el make fue adquiriendo complejidad.

A la base de pescado le añadieron algas y salsa de soja y, en muchos casos, una base de arroz.

Cuando el plato llegó a occidente se convirtió en un top one de la comida rápida sana ya que es un plato con altísimos valores nutricionales y muy fácil de comer para llevar.

El plato actual está pensado para que se le añadan los toppings al gusto manteniendo la base de pescado marinado tradicional. Puede ir o no acompañado de arroz blanco e incluso existen opciones totalmente veganas.

Cómo hacer poke en casa

Hoy veremos una versión de poke en la que intentaremos respetar lo máximo posible la receta original y al que le pondremos el mejor topping del mundo: el kiwi. El kiwi marida de maravilla con el pescado y le aporta el dulzor y la frescura que tiene que tener este plato por definición.

Ingredientes:

  • Atún crudo
  • 1 kiwi atlántico
  • 1 aguacate
  • Cebolleta fresca picada
  • Alga wakame o spagetti de mar
  • Salsa de soja
  • Zumo de lima o limón
  • Sésamo (opcional)
  • Tabasco o guindilla (opcionales)

Preparación:

Pondremos a hidratar las algas durante una hora en agua. Mientras tanto, cortaremos el atún en pequeños dados del tamaño de un bocado y los pondremos en un bol. 

Cortamos el kiwi también en dados y lo añadimos y mezclamos. La cebolleta y el aguacate los cortaremos en juliana colocándolos encima de la mezcla del atún dejando espacio para las algas. Incorporamos las algas también encima de la mezca.

Ahora, en un recipiente, pondremos 3 cucharadas de salsa de soja, el zumo de medio limón y, en el caso de que te guste, unas gotitas de tabasco o guindilla en rodajitas. Mezclamos bien y regamos con la salsa el contenido de nuestro bol.

Por último, puedes añadirle sésamo para darle textura.

El poke aguanta súper bien en la nevera si no vas a tomártelo de inmediato y es ideal para llevar a la oficina o si te vas de excursión.

Ya veis que es una receta sencillísima, súper sana y deliciosa. ¿Os animáis a probarla y contarnos qué tal vuestro poke de kiwi?

¿Puede ayudarnos el kiwi a combatir el frío?

¿Puede ayudarnos el kiwi a combatir el frío?

Enero y febrero son los meses de frío más duros del año. Especialmente en un inicio de 2022 como este en el que todavía no ha llovido, se hace notar más.

Una alimentación adecuada, puede ayudarnos a combatir la sensación térmica y alcanzar mejor nivelación en la temperatura corporal.

Cómo actúa el frío en nuestro organismo

El frío obliga a nuestro cuerpo a hacer un esfuerzo extra.

Cuando hace frío, nuestro organismo sufre diferentes efectos como:

  • Incremento de la actividad cardiovascular (aumenta el ritmo cardíaco)
  • Se incrementa el calor metabólico, que es lo que nos hace temblar o tiritar.
  • Se incrementan las capas de aislamiento, por eso se nos ponen los vellos de punta.

El efecto más importante del frío en nuestro organismo es que inhibe las respuestas inmunitarias, por eso en invierno nos resfriamos más y somos susceptibles a más infecciones.

La expresión “me ha cogido el frío” es algo imprecisa, pero hace referencia a esto mismo que comentamos: cuando estamos expuestos a bajas temperaturas, nuestro organismo disminuye la respuesta inmunitaria.

Cómo combatir el frío

Además de abrigarnos debidamente en los meses de frío y contar con un buen aislamiento en el hogar o en el lugar de trabajo, es fundamental una alimentación correcta que ayude a nuestro organismo a generar mayores y mejores defensas.

Hacer ejercicio físico de forma moderada y evitar el consumo de cafeína y alcohol también ayudarán a nuestro metabolismo a mantener una temperatura corporal más estable y elevada.

Kiwi contra el frío

Cuando tenemos frío, tendemos a querer ingerir alimentos grasos y pesados porque existe la creencia popular de que nos ayudarán a combatirlo. 

En realidad, esto está lejos de ser cierto. El proceso de digestión consume muchísima energía y, durante un par de horas, nuestro cuerpo está enfrentando el proceso digestivo con un sobreesfuerzo si la ingesta ha sido muy copiosa o pesada.

Es preferible tomar los nutrientes correctos en ingestas más pequeñas pero más frecuentes.

En este sentido, el kiwi es un gran aliado en nuestra dieta de invierno

El kiwi nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico, lo que, como hemos visto, es muy importante en los meses de invierno.

Especialmente la vitamina C que, como hemos visto, es superior en el kiwi que en la naranja, será de nuestras mejores aliadas como complemento nutricional contra el frío.

Tomando al menos un kiwi al día, la diferencia será notable y llevarás mejor las bajas temperaturas.

Existen miles de posibilidades y combinaciones con kiwi. Te damos algunas ideas:

  • ¿Qué tal una bomba de proteínas y vitaminas? Pues de buena mañana, o a media tarde, un batidazo de kiwi y espinacas, que es saciante, diurético, va a tope de nutrientes y está buenísimo.
  • Otro desayuno que no falla es un yogur con semillas y kiwi. ¡Te dará energía para enfrentarte a una ventisca!
  • Si prefieres un tentempié salado, ¿qué tal una tostada con queso de untar y unas rodajas de nuestra fruta favorita?

El kiwi es tan versátil que hasta está presente en sopas y cremas, tan ideales para estos duros meses.

En las próximas semanas os iremos desvelando algunas recetas calientes y templadas con el kiwi como ingrediente principal. 

¡Vade retro, frío! ¡El kiwi es ahora tu kriptonita!