¿Te gusta la repostería y quieres sorprender a tu familia con un postre original ? Si la respuesta es sí, no dejes de leer porque en el blog de Kiwi Atlántico te vamos a enseñar cómo preparar una deliciosa cheesecake de kiwi. Pero no te preocupes, la cheesecake de kiwi es una receta muy sencilla que gustará a todo el mundo.

¿Qué necesito para hacer la cheesecake de kiwi?

Para la base necesitaremos:

  • 80 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de galleta tostada
  • 50 gr. de azúcar

Para el relleno:

  • 1 tarro de leche condensada
  • 6 hojas de gelatina incolora
  • 200 gr. de queso mascarpone
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • 0,5 dl. de leche desnatada
  • 3 dl. de nata fría

Para la cobertura:

  • 4 kiwis de Kiwi Atlántico maduros
  • 100 gr. de gelatina
antioxidantes, aroma, amargos, Kiwi, productos, fruta madura, rebanadas, tropical, fresco, dieta

Preparación de la cheesecake de kiwi

  1. Empezaremos por hacer la base. Lo que tenemos que hacer es coger la galleta tostada y la machacamos con un rodillo de cocina. 
  2. Una vez machacada le añadimos mantequilla y azúcar y lo amasamos todo muy bien.
  3. Cogemos ahora un molde de repostería y en el fondo depositamos la masa de galleta, mantequilla y azúcar. Presionamos para que quede bien compacta en el fondo.
  4. Ahora es el momento de preparar el relleno. Lo primero que haremos será remojar las hojas de gelatina en agua fría durante más o menos 2 minutos.
  5. Pasados esos 2 minutos escurrimos las hojas de gelatina y las llevamos a baño maría hasta que se derritan.
  6. En un recipiente mezcla la leche condensada y la leche desnatada con el queso mascarpone y finalmente añádele la gelatina ya derretida.
  7. Bate la nata a punto de nieve y añade poco a poco azúcar. 
  8. Juntamos todo en el molde en que habíamos dejado la masa y lo dejamos reposar todo en el frigorífico para que solidifique.
  9. Y ahora ya solo queda el ingrediente secreto que le dará un toque especial a tu cheesecake. Coge y pela los 4 kiwis maduros de Kiwi Atlántico y córtalos en rodajas muy, muy finas.
  10.  Para finalizar distribuye las rodajas de kiwi en la superficie de la tarta y vuelve a dejarla en la nevera. 

Simplemente esperamos unos minutos y ya podremos disfrutar del sabor inconfundible de la típica cheesecake norteamericana con ese toque tan especial que le da una fruta como el kiwi. ¡Buen provecho!

Receta: https://www.receitasemenus.net/cheesecake-kiwi/