Una tarta de kiwi sorpresa para el Día del Padre

Sabemos que tú, al igual que nosotros, quieres lo mejor para los tuyos. Cada 19 de marzo se celebra el Día del Padre, una oportunidad para hacer de esta fecha un día muy especial celebrándolo con una tarta de kiwi. No todos los padres son iguales pero todos tienen en común el amor de sus hijos por ellos. ¿No crees? ¡Sorpréndelo!

Conseguir un buen regalo es tarea complicada en la mayor parte de las ocasiones, pero más cuando se trata de una persona que nos ha dado tanto a lo largo de nuestra vida. Buscamos algo especial que demuestre lo orgullosos que nos sentimos de ellos y lo agradecidos que estamos por todo lo que hacen por nosotros.

Cada padre es diferente y por tanto no podemos recomendarte el mejor regalo para cada uno. Sin embargo, hay algo de lo que sabemos mucho y qué mejor ocasión que esta para demostrarles nuestro amor con una receta saludable y deliciosa que disfrutaréis en familia y con la mejor compañía.

Receta tarta de kiwi y yogurt para sorprender el Día del Padre

Ingredientes

  • 25 galletas María
  • 6 yogures naturales sin azúcar
  • 5 kiwis
  • 60 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar
  • 10 hojas de gelatina
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Un poco de leche

Para la decoración:

  • 1 kiwi
  • Arándanos

Preparación

  • Para la base de la tarta, triturar las galletas en un batidor o meter en una bolsa alimentaria y machacar hasta que se trituren totalmente.
  • Añadir mantequilla previamente derretida y mezclar bien con la galleta triturada y un chorrito de leche para aumentar su consistencia. Después de esto, poner la mezcla en el molde forrado con papel de horno que nos será de utilidad a la hora de desmontar. 
  • Para el relleno, poner a hidratar las hojas de gelatina en agua fría. Mientras estas se hidratan, poner en una sartén a fuego medio alto 5 kiwis pelados y cortados en trocitos, 100 gramos de azúcar y una cuchara de zumo de limón. Cocinar durante 5 minutos sin olvidar remover de vez en cuando.
  • Retirar la sartén del fuego, escurrir las hojas de gelatina y añadir a la sartén. Remover hasta que todo se integre. Posteriormente, añadir la mezcla en un recipiente junto con 6 yogures naturales sin azúcar. Mezclar bien y dejar a temperatura ambiente para que temple.
  • Verter la mezcla sobre la base de galleta del molde, repartir bien y meter de nuevo en el frigorífico durante un mínimo de 6 horas o incluso dejar de un día para otro. Tras este tiempo, retirar y desmoldar con cuidado.
  • Finalmente, pelar y cortar un kiwi en rodajas y distribuirlas sobre la tarta junto con unos cuantos arándanos. 

Qué mejor regalo que esta tarta tan dulce y deliciosa para demostrarle tu amor a tu padre en su día. Disfruta del plato y sobre todo… de la mejor compañía. ¡Buen provecho y Feliz Día del Padre!

(Fuente de la receta: recetinas)