El kiwi, un aliado para dejar de fumar

Dejar de fumar siempre ha resultado ser un objetivo complicado de lograr para muchas personas. Pese a ser conscientes de lo perjudicial que el tabaco puede llegar a ser para nuestra salud, muchas personas no logran abandonar ese mal hábito por falta de voluntad.

Importancia del kiwi para dejar de fumar

La alimentación es clave para cualquier persona. Sin embargo, si eres fumador, has de saber que comer saludable puede vencer alguno de los daños que trae consigo el tabaco como por ejemplo la absorción de nutrientes por parte de la nicotina. Tomando alimentos ricos en vitaminas y minerales, equilibrarás esta ausencia.

Más allá de las múltiples enfermedades y desventajas que ocasiona el tabaco en tu cuerpo, la reducción de la vitamina C es uno de los problemas más relevantes. Esta es necesaria para muchas de las funciones que diariamente lleva a cabo nuestro organismo y su deficiencia puede causar problemas como hemorragias en las encías, anemia o dolores articulares, entre otros.

Esta vitamina se reduce hasta en un 40% de las reservas del cuerpo en un fumador, por lo que es importante incrementar su dosis para suplir esta deficiencia. Por ello, Kiwi Atlántico es una de las mejores opciones. A su vez, el alto contenido en fibra de la fruta reduce el deseo de fumar. ¿Por qué no pruebas? Puede resultarte de gran ayuda.

dejar de fumar

Principales riesgos para un fumador

El hábito de fumar tiene unos efectos realmente nocivos para el organismo. Desde Kiwi Atlántico nos preocupamos por ti y por tu salud por lo que te contamos los principales riesgos que corres si eres fumador. 

Es usual asociar determinadas problemáticas con este hábito, tales como enfermedades respiratorias o el envejecimiento repentino de la piel. Sin embargo, has de saber que son muchos otros los afectados en tu cuerpo por el tabaco. 

  • Problemas cardiovasculares: La aparición de coágulos sanguíneos o la hipertensión arterial temporal son algunos de los efectos más comunes, siendo las personas fumadoras entre 2 a 4 veces más propensas de desarrollar determinadas enfermedades cardiacas.
  • Disminución de la capacidad y desarrollo del olfato y gusto.
  • Enfermedades de los dientes y las encías.

Por otra parte, cabe mencionar la relación entre el tabaco y el aparato digestivo, provocando enfermedades como la gastritis crónica o esofagitis. Es muy común a su vez que las personas fumadoras sufran úlceras tras verse afectado su sistema inmunitario o padecer cólicos más frecuentemente a lo largo de su vida.

Esperamos que nuestros consejos te sirvan de ayuda para dejar atrás este mal hábito. Comer kiwi es bueno, en todos los sentidos. ¡No lo olvides!