En el blog de Kiwi Atlántico os hemos hablado innumerables veces de las extraordinarias características nutricionales del kiwi. Rico en vitamina C, en antioxidantes, fibra o potasio es una de las mejores frutas para fortalecer nuestro sistema inmunitario y prevenir muchas enfermedades.

Pero lo que no mucha gente conoce es la relación entre sueño y el consumo habitual de kiwis. Varios estudios universitarios en los que participaron hombres y mujeres de entre 20 y 55 años mostraron que comer al menos dos piezas de kiwi con carácter diario mejora sustancialmente la calidad de nuestro sueño, nos ayuda a dormir y aumenta el número de horas de descanso. Además, de media, las personas que empezaron a consumir kiwis conciliaban el sueño muchos minutos o incluso horas antes que la fase anterior al consumo continuado de kiwis. Los voluntarios no solo se dormían antes sino que su descanso era más profundo lo que redundaba en su salud y su estado de ánimo a lo largo del día.

¿Por qué el kiwi nos ayuda a dormir?

Como vemos, los kiwis proporcionan numerosos beneficios tanto en cantidad como en calidad de nuestro sueño. Pero, por qué esto es así. 

Hay un par de características del kiwi que hace que sea una de las mejores frutas para regular nuestro sueño. En primer lugar, tiene un alto contenido en vitamina C. Una vitamina C que es antioxidante y cuya ausencia está relacionada con una mala calidad en el sueño. Por tanto, un consumo frecuente y la implementación de una dieta saludable ayudarán a nuestro cuerpo a descansar más y mejor. 

Frutas Mixtas Variadas 74190 7701
Un poco de kiwi antes de acostarse mejorará la calidad de nuestro sueño

Y en segundo lugar, el kiwi es muy rico en serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”. La carencia de serotonina se relaciona frecuentemente con estados de depresión y ansiedad. Una serotonina que nos ayuda a dormirnos antes y hacerlo durante más tiempo. Si tenemos niveles deficientes de serotonina es posible que nuestro cuerpo reaccione negativamente y nos cueste mucho más conciliar el sueño y descansar profundamente. 

Y que no se nos olvide, los kiwis son una importante fuente de magnesio y potasio. Ambos serán un gran aporte para mejorar nuestra circulación sanguínea y nos ayudarán a estar relajados.

Ahora que ya sabéis las excelentes cualidades de los kiwis no lo dudéis y como postre, justo después de cenar, tomaros un par de kiwis de Kiwi Atlántico; serán el mejor compañero de viaje para unos dulces y plácidos sueños. ¡Buenas noches!