El kiwi verde para combatir el calor

El verano continúa y el kiwi verde es una de las frutas más refrescantes para combatir el calor. ¡Hay que hidratarse!

Ya os contamos en otros artículos que el kiwi verde es una de las frutas más poderosas para manterse hidratado en los meses de verano. En estos meses en los que es absolutamente imprescindible darle a tu cuerpo la cantidad de agua suficiente para que nada falle. Para que todo salga bien. No olvidéis una cosa: el cuerpo humano reacciona a los cambios externos e internos. La temperatura corporal aumenta cuando aumenta la temperatura externa pero también cuando aumenta la temperatura interna.

No os perdáis este dato curioso: la temperatura corporal normal promedio aceptada es generalmente de 98.6°F (37°C). Algunos estudios han mostrado que la temperatura corporal “normal” puede tener un amplio rango que va desde los 97°F (36.1°C) hasta los 99°F (37.2°C). Después de una actividad física intensa o en un día caluroso, es común tener una temperatura corporal más alta de lo normal. 

Las altas temperaturas exteriores que produce el verano es importante atajarlas con medidas eficaces. Sobre todo las personas mayores y los bebés.

¿Qué podemos hacer para reducir el calor corporal?

Bebed líquidos. Comed kiwi verde

Beber líquidos refrescantes puede ayudar a reducir la temperatura corporal al enfriar el cuerpo internamente. Pero también comer fruta. La fruta como el kiwi verde posee una importante cantidad de agua. ¡Un 85 por ciento!  Esto la convierte en una fruta útil para mantener a una persona bien hidratada en verano.

Id a un lugar con aire más fresco

Las personas pueden reducir su temperatura corporal moviéndose a un área con una temperatura externa más fría. El cuerpo perderá calor por convección.

Meteos en agua fría

Nadar en agua fría, tomar un baño tibio o aplicar agua fría al cuerpo puede reducir la temperatura corporal. En estos casos, la temperatura corporal disminuirá como resultado de la conducción.

Aplicar frío en puntos clave del cuerpo

La aplicación de agua fría o hielo en puntos estratégicos del cuerpo donde las venas están cerca de la superficie, como las muñecas, el cuello, el pecho y las sienes, puede reducir rápidamente la temperatura de la sangre que corre por estas venas. Esto permite que el cuerpo se sienta más fresco.

Moveos menos

El cuerpo libera calor cuando se mueve. En temperaturas altas, es probable que una persona sienta menos calor si evita el ejercicio intenso y limita su movimiento.

Usad ropa más ligera y transpirable

El calor pasa más fácilmente a través de algunas telas que a otras. Los tejidos naturales, como el algodón y el lino, permiten que el calor se escape del cuerpo más fácilmente que los tejidos sintéticos, como el acrílico y el nailon.

¿Sientes ya el fresco en la cara? Eso es gracias al kiwi verde. ¡El kiwi de siempre es el mejor del mundo!