Consejos para evitar el contagio en el súper

Proteccion contagio COVID19

Consejos para evitar el contagio en el súper

Desde que comenzó esta grave crisis sanitaria del coronavirus, Kiwi Atlántico ha querido usar todos sus canales de comunicación para contribuír a llevar esto lo mejor posible y, por supuesto, a cuidaros.

Queremos amplificar todos los consejos que nos dan las autoridades sanitarias para ayudar, desde nuestra humilde posición, a frenar cuanto antes esta pandemia. Sabemos que seguís yendo al súper pero que os preocupa salir de casa. Por eso hoy hemos optado por traer a nuestro blog los consejos que los organismos oficiales dan para que salgas a hacer la compra sin ningún riesgo.

En Kiwi Atlántico seguimos trabajando para que no os falte nuestra fruta en los lugares habituales de compra, creemos que es nuestra responsabilidad garantizar el abastecimiento. Pero también consideramos que tenéis que ir a la compra cumpliendo las pautas que nos marcan los expertos. Por el bien de todos.

Pautas para evitar el contagio en el súper

  • Planifica bien tu compra. Es importante para tener controlado el tiempo y no invertir mucho tiempo en el supermercado.
  • Usa, como haces habitualmente cuando compras la fruta, los guantes que tienes a tu disposición en la frutería o lleva unos de casa. En cuanto acabes la compra, deshazte de ellos.
  • Mantén siempre la distancia de seguridad con el resto de clientes.
  • Lleva una bolsa térmica-refrigerante para llevar los productos perecederos (frescos y congelados).
  • En primer lugar, compra los productos no perecederos y después la fruta fresca, las verduras, la carne y el pescado. Termina tu compra con los alimentos congelados.
  • Evita llevar en la misma bolsa las frutas y verduras con la carne y el pescado para evitar contaminaciones cruzadas. Se recomienda llevar la carne en una bolsa por separado.
  • Presta atención a las fechas de consumo preferente o de caducidad indicadas en la etiqueta.
  • Una vez terminada tu compra, se recomienda tomar el camino más corto a casa, para que no se interrumpa la cadena de frío de productos perecederos. En climas calurosos, mantén tu compra al abrigo de la luz solar.
  • En el hogar, se recomienda guardar, lo antes posible, los alimentos congelados en el congelador y los productos frescos en la nevera. La temperatura ideal en la nevera se encuentra entre 1° C y 4° C y en el congelador, en -18° C como máximo.

Estamos convencidos de que saldremos de esto más unidos que nunca. Es nuestra responsabilidad cumplir exhaustivamente con las pautas que nos marcan las autoridades sanitarias. Ya sabes que «Que todo salga bien» es nuestro lema. Y todo saldrá bien, estamos seguros. Cúidate.

Sin comentarios

Publica un comentario