Kiwi Atlántico

Si hay algo que nos encanta de la Navidad son esas comidas, meriendas, cenas, sobrecenas y recenas que hacemos sin parar. Y cuando parece que por fin se han acabado los innumerables platos de tu madre, fijo que aún tienes hueco para lo dulce. Admítelo, ¡te hemos pillado!, para las recetas de postres de la abuela siempre hay sitio.